miércoles, 28 de enero de 2015

Santo Tomás de Aquino en familia - 28 de enero 2014


El día de hoy, celebramos a Santo Tomás de Aquino, filósofo, teólogo, doctor de la Iglesia, patrono de las universidades y de las escuelas católicas. El año pasado, hablamos de uno de sus escritos más famosos que es la "Summa Theologica", en donde demuestra que además de conocimiento adquirido por la razón, es necesaria la revelación divina para salvarse, entre otras cosas... para muchos es casi, casi un manual de la doctrina cristiana. 

Para esto, se nos ocurrió hacer un rollo de papel, tipo papiro, con masa para croissants (si, ya sé que lo usamos para todo!!, siempre nos saca de apuros! jijijiji). También siempre tenemos betún a la mano para escribir las letras. 

Te dejo con una cita del Papa Benedicto que dió en una de sus audiencias para el año de la fe, sobre Santo Tomás de Aquino:

"... hoy quiero hablar de aquel a quien la Iglesia llama el Doctor communis: se trata de santo Tomás de Aquino. Mi venerado predecesor, el Papa Juan Pablo II en su encíclica Fides et ratio recordó que «la Iglesia ha propuesto siempre a santo Tomás como maestro de pensamiento y modelo del modo correcto de hacer teología» (n. 43). No sorprende que, después de san Agustín, entre los escritores eclesiásticos mencionados en el Catecismo de la Iglesia católica, se cite a santo Tomás más que a ningún otro, hasta sesenta y una veces. También se le ha llamado el Doctor Angelicus, quizá por sus virtudes, en particular la sublimidad del pensamiento y la pureza de la vida... 
... comenzó también su producción literaria, que prosiguió hasta la muerte, y que tiene algo de prodigioso: comentarios a la Sagrada Escritura, porque el profesor de teología era sobre todo intérprete de la Escritura; comentarios a los escritos de Aristóteles; obras sistemáticas influyentes, entre las cuales destaca la Summa Theologiae; tratados y discursos sobre varios temas. Para la composición de sus escritos, cooperaban con él algunos secretarios, entre los cuales el hermano Reginaldo de Piperno, quien lo siguió fielmente y al cual lo unía una fraterna y sincera amistad, caracterizada por una gran familiaridad y confianza. Esta es una característica de los santos: cultivan la amistad, porque es una de las manifestaciones más nobles del corazón humano y tiene en sí algo de divino, como el propio santo Tomás explicó en algunas quaestiones de la Summa Theologiae, donde escribe: «La caridad es la amistad del hombre principalmente con Dios, y con los seres que pertenecen a Dios» (II, q. 23, a.1)"
¡Celebremos a este gran santo y teólogo de nuestra Iglesia en familia!

¡Todo por amor a Cristo y a su Iglesia!

Xhonané


martes, 27 de enero de 2015

La Presentación de Jesús en el Templo en familia - 2 de febrero 2014


El 2 de febrero, nuestra Iglesia celebra la Presentación de Jesús en el Templo. Según la tradición judía, José y María tuvieron que llevar a Jesús al templo a los cuarenta días de nacido. 

Según el lugar en donde vivas, habrá diferentes tradiciones, pero la idea es la misma. Por ejemplo, en Cuernavaca, Morelos, México, muchas personas llevan la imagen de un Niñito Jesús a bendecir. En una ocasión me tocó ver esto y ¡fue hermoso! Me pareció una excelente forma de representar esta fiesta litúrgica. ¡La iglesia se veía llena de familias con sus imágenes del Niñito Jesús!

La historia de esta fiesta es interesante. Según el sitio de Corazones, en los primeros seis siglos, esta fiesta se celebraba el 15 de febrero (que corresponde a los 40 días de la Epifanía), pero desde entonces se celebra el día 2. También dice que ya era parte de la liturgia en el siglo VII y en el siglo X ya tenía la categoría de solemnidad.
“Cuando, según la ley de Moisés, se cumplieron los días de la purificación de ellos, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarle al Señor, como está escrito en la Ley del Señor: “Todo varón primogénito será consagrado al Señor” y para ofrecer en sacrificio un par de tórtolas o dos pichones, conforme a lo que se dice en la Ley del Señor" ( Lev 2, 22-24).
En este día, conmemoramos el misterio de Jesús que se encuentra con su pueblo (al encontrarse con Simeón y Ana) y el ritual de purificación de la Virgen María. 

En esta ocasión (el año pasado), no tuvimos oportunidad de hacer algo muy elaborado, pero para no dejar pasar la ocasión, simplemente coloqué una imagen de la sagrada familia junto a nuestro cirio, y puse un pequeño letrero para recordar la fiesta del día. Después, durante la comida, hablamos sobre este pasaje y rezamos el misterio gozoso del santo rosario. Tu, ¿cómo celebras este día?


¡Todo por amor a Cristo y a su Iglesia!

Xhonané

domingo, 25 de enero de 2015

Libritos con masa de Croissant para la fiesta de San Francisco de Sales - 24 de enero 2011


"Se aprende a hablar, hablando. A estudiar, estudiando. A trabajar, trabajando. 
De igual forma se aprende a amar, amando"  
San Francisco de Sales, doctor de la Iglesia

San Francisco de Sales vivió un tiempo en Padua en donde conoció a varios sacerdotes santos que lo ayudaron mucho en su vida esporitual (esto lo leí en el sitio de Corazones). Y una de las cosas que más le ayudó a conservar su pureza y crecer en santidad, fue un libro llamado "El Combate Espiritual" del Padre Scupoli, el cual, lo acompañó el resto de su vida. Tanto lo inspiró ese libro, que decidió hacer un plan de vida muy detallado en el que incluyó para cada día;
  • hacer un exámen de previsión (una revisión que hacía cada mañana de los pendientes, trabajos, actividades, etc. de ese día y planeaba cómo iba a comportarse ante ellos. ¿No es una excelente idea para cualquiera?) y 
  • un exámen de conciencia en la noche (en donde evaluaba cómo se había portado, con qué intención había hecho las cosas, si había hecho sacrificios por amor a Dios, etc). 

¡No cabe duda que San Francisco tenía el firme propósito de ser santo!


En esta ocasión se me ocurrió hacer unos libritos con masa de croissants de Pillsbury (estas son otras fotos que me encontré del 2011 y que nunca había publicado). Simplemente extendimos la masa y la cortamos del tamaño que quisimos, así como se ve en la siguiente foto: 


Después le hicimos unas líneas para darle forma de libro con un cuchillo:


Y así fue como nos quedaron. Yo creo que si volvemos a repetir esta idea, utilizaría otro tipo de masa, pues esta es de tipo hojaldre, y al hornearse, ya no se ven muy bien las rayitas que habíamos hecho. Espero que esta idea de sea de utilidad. 


¡San Francisco de Sales, ruega por nosotros!

¡Todo por amor a Cristo y a su Iglesia!

Xhonané


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ShareThis